Menu
Food / Lifestyle

Tarta quiche de calabacín y manzana «impresionista»

Para 4 ó 6 personas.

Dificultad: media.

Elaboración: Unos 30 minutos (+ 1 hora de reposo para la masa, y 1 y media para la tarta).

Ingredientes:

Para la masa quebrada de parmesano:

– 200 gr de harina de repostería.

– 75 gr de mantequilla.

– 50 gr de parmesano rallado muy fino.

– 1 huevo tamaño L.

– Media cucharadita de sal.

Para el relleno:

– 2 calabacines de tamaño pequeño/medio no muy anchos y más bien rectos.

– 50 gr de champiñones.

– 1 manzana tipo «fuji» o similar.

– 2 puerros medianos, sólo la parte blanca.

– 1 diente de ajo picado.

– 1 rama de perejil picado.

– 100 ml de nata líquida «para cocinar».

– 2 huevos.

– las hojas de 2 ramitas de tomillo fresco

– 2 cucharadas de mantequilla, y otra mefia para el gratinado.

– 1 cucharada de AOVE.

– sal y pimienta recién molida al gusto.

Preparación:

Para la masa quebrada:

Mezclamos todos los ingredientes amasando justo hasta integrar. En las masas como esta tipo «brisa», si se amasan demasiado, la harina desarrolla el gluten endureciendo en el resultado final.

Tapamos con plástico y reservamos en la nevera una hora para que tome consistencia.

Amasamos hasta obtener una plancha más o menos circular de entre 3 ó 4 mm como máximo. Con mucho cuidado colocamos la masa sobre un molde de quiche o similar en el que habremos colocado una pieza de papel de hornear en el fondo –importante que tenga las paredes no muy altas. Presionamos por toda la superficie y cortamos los bordes a ras de molde, con un tenedor pinchamos bien por todos los lados, paredes incluidas. Horneamos a 180 ºC tapando con papel de aluminio 15 minutos y destapada durante 10 minutos más. Sacamos del horno y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Para la quiche:

Cortamos los puerros en rodajas finas, picamos bien los champiñones y salteamos ambos con las 2 cucharadas de mantequilla y la de AOVE, junto con el ajo y el perejil a fuego muy lento; interesa que vaya caramelizándose sin que coja color. Yo lo he mantenido con el fuego al nivel 2 de 9, tapado durante media hora más o menos.

Mientras tanto, cortamos los calabacines con ayuda de un cortafiambres o una mandolina. Interesa el corte a lo largo y muy fino, y cada loncha por la mitad. Cortamos la manzana del mismo grosor, que habremos vaciado previamente y desechando la zona del corazón, pepitas etc. Reservamos los laterales (como en la foto) y el centro lo picamos y reservamos.

Cuando el puerro esté tierno lo retiramos del fuego. Batimos los huevos con la nata, añadimos el puerro, las hojitas de tomillo y la manzana picada. Introducimos la mezcla de la nata en el molde y vamos colocando en vertical las lonchas de calabacín y manzana según nos guste, más o menos como en la foto. Finalmente, colocamos unos pedacitos de mantequilla por encima.

Lo horneamos 30 minutos a 180 ºC. Importante colocar el molde en el centro del horno con calor arriba y abajo, y 20 minutos más con calor únicamente arriba y gratinador. Si aún no se ha gratinado la superficie, podemos subir la tarta un nivel más arriba y gratinamos de 5 en 5 minutos hasta que esté a nuestro gusto. Importantísimo que tapemos con papel de aluminio los bordes del molde tapando la galleta de masa para que no se tueste demasiado y nos arruine el sabor delicado e intenso de la misma.

Notas:

** Podemos acompañarla de una vinagreta de tomate hecha con la carne de un tomate de calidad muy maduro que picaremos lo máximo posible, y que añadiremos a 6 cucharadas de buen AOVE, 2 de vinagre de Jerez (¡nunca de Módena o similares!), y sal y pimienta recién molida. Espectacular la combinación de sabores.

** La masa podemos comprarla hecha, pero después de lo laborioso del montaje, qué menos que dedicarle tiempo a nuestra propia masa; es fácil y rápida de hacer y absolutamente ideal para cualquier relleno. Probadla con cebolla caramelizada y unas anchoas. ¡Un vicio!

** Podéis cortar el calabacín y las manzanas en brunoise e incorporarlo todo a la nata con los huevos. Será rápido, fácil, muy rico, pero sin el efecto impactante del montaje de estilo impresionista. Ya sabéis, si entra primero por la vista las pupilas empiezan a funcionar, y el sabor siempre mejora. Animaos y dedicadle tiempo, merece mucho la pena.

Fotos y realización: cocinaDsastre.

1 Comment

  • Gemeladas
    17 febrero 2021 at 14:17

    ¡Qué pasada! además de estar buenísimo seguramente, queda precioso.
    Besos.

    Gemeladas

    Responder

Deja una respuesta

Regístrate a nuestra newsletter



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies